Las personas son lo que dan sentido a la vida
Las personas son lo que dan sentido a la vida

Terapia familiar


Una familia suele acudir a terapia familiar cuando ya no puede resolver por sí misma los conflictos que ocasiona un miembro o está pasando por un momento delicado que necesita el apoyo terapéutico como puede ser la enfermedad de alguno de los padres, divorcio o la adopción de un hijo. 

Los motivos para iniciar la terapia familiar pueden ser adicciones, violencia familiar, fracaso escolar, enfermedad mental, discapacidad, etc. 

En la terapia participan todos los miembros de la familia en sesiones de una hora de duración.

Los objetivos que como terapeutas* nos guían durante el proceso son:
  • Proteger a los miembros más vulnerables de la familia.
    
  • Potenciar las habilidades de los miembros de la familia.
    
  • Ampliar la perspectiva que tiene la familia sobre sí misma y lo que le ocurre.
    
  • Favorecer la expresión de las diferencias de los miembros de la familia y enseñar a negociarlas.
    
  • Ayudar a afrontar los desafíos del desarrollo y las exigencias sociales.
    
  • Favorecer la educación emocional.
    
  • Ayudar a encontrar sentido a las experiencias que se viven.
    
  • Desarrollar la resiliencia familiar, etc.
    

En la primera sesión se definirá el motivo de consulta. En las siguientes sesiones se ayudará a la familia a resolver sus problemas y a encontrar un nuevo modo de entender sus diferencias.

La frecuencia de las sesiones es quincenal.

* En la terapia familiar participan, normalmente, dos terapeutas.