Las personas son lo que dan sentido a la vida
Las personas son lo que dan sentido a la vida

Terapia sistémica

La terapia sistémica no reinventa lo que la naturaleza ha creado, pero si por medio de ella se logra conocer cómo operan los organismos, controlar la ansiedad y aprender a adaptarse mejor a los momentos afortu- nados y desafortunados de la vida, la terapia estaría dando a la naturaleza más probabilidades de éxito.

Murray Bowen 


La terapia sistémica es un proceso psicoterapéutico, cuyo origen es la terapia familiar, que pone el foco en las dinámicas comunicacionales y relacionales que mantenemos las personas con el entorno.

En la terapia sistémica, el psicólogo bucea en el contexto de la persona/pareja/familia para comprender qué hay en su vida (tipo y calidad de las relaciones, la experiencia de vida, el ámbito social y profesional, visión del mundo, etc.) y ayuda en el cambio de las dinámicas que tiene en sus relaciones. La creencia es que si la persona consigue modificar su manera de relacionarse con los demás - y consigo mismo- podrá aprender a resolver sus conflictos. 
 
A diferencia de la terapia tradicional, la terapia sistémica no se centra en la búsqueda de las causas del problema que trae el cliente, y que se pueda explicar con un diagnóstico, sino entender los patrones que se repiten en su vida, en la pareja o en su familia.  

El terapeuta sistémico tiene como misión ayudar a la persona identificar estos patrones y los roles con los que ha funcionado durante su vida (por ejemplo, el hijo mayor el responsable y listo de los hermanos de una familia)  para generar un cambio en su manera de comunicarse y relacionarse. 

Las sesiones duran una hora y son presenciales en la terapia familiar y de pareja. Las sesiones individuales pueden ser online. La frecuencia es cada quince días.