Las personas son lo que dan sentido a la vida
Las personas son lo que dan sentido a la vida

Dudas más frecuentes

- ¿Recibir asesoramiento puede ser suficiente para resolver mis problemas?

A veces solo necesitamos una pequeña guía que nos pueda ayudar a solucionar un problema. Una visión externa, de un amigo, un libro o de un experto, puede aportarnos perspectiva sobre un problema y reconducirlo. Si el problema continua en el tiempo y nos provoca angustia, entonces tendremos que valorar dar un paso más. 

 

- ¿Por qué recomendarías la terapia sistémica en vez de otro tipo de terapia?

Recomiendo la terapia sistémica porque trata los problemas de las personas de una forma completa, sin etiquetas o diagnósticos, y busca comprender la vida de las personas desde las relaciones que mantiene y ha mantenido en su vida. El proceso implica ayudar a reforzar los principales lazos que tiene la persona con su familia y entorno próximo, y a la vez darle alas para tomar sus decisiones de una manera independiente. La terapia sistémica ofrece a las personas la oportunidad de aprender a comunicarse de otra forma, más constructiva y asertiva, a entender las relaciones tempranas de una manera más amable, a cuidarse para poder cuidar a otros, etc. 

La terapia sistémica no tiene por qué ser la mejor terapia para todas las personas. Cada uno necesita encontrar en su terapeuta confianza suficiente para embarcarse en un proceso que supondrá idas y venidas y valorar si el enfoque teórico de su terapeuta es el que más le puede ayudar.  

 

- ¿Cuándo sería necesario iniciar un proceso terapéutico?

A nivel individual, siempre que creas necesario tratar un asunto con un terapeuta. El simple hecho de poder generar un vínculo con una persona que no te conoce y puede escucharte sin juzgarte ya es beneficioso. Una vez superada la resistencia a la terapia y siempre que el terapeuta responda a tus necesidades y te encuentres en sintonía él-  es importante tener foco en el asunto que quieras tratar e ir valorando si te resulta útil y beneficiosa la terapia.

Es recomendable en pareja y familia cuando un problema se da de forma repetida durante más de un año y nada de lo que se ha planteado para solucionarlo ha funcionado. 

 

- Si algo me preocupa pero no tengo estrés, ansiedad, insomnio ni una enfermedad mental ¿puedo ir a un psicólogo?

Existe la falsa creencia de que la terapia es para las personas que están muy mal. Aquellos que tienen traumas infantiles, han sufrido muy malas experiencias en su vida, para las personas diagnosticadas de una enfermedad mental, etc. Los psicólogos tampoco hemos desmontado esta creencia y las personas aun tenemos miedo de acudir a terapia.

Lo cierto es que la mejor inversión que puede hacer una persona es dedicarse tiempo a sí mismo y en ello está el bienestar emocional y mantener una sana autoestima. 

 

- Tengo problemas con mi pareja pero no quiere venir conmigo a terapia de pareja ¿qué hago?

La terapia de pareja implica el compromiso por las dos partes. El terapeuta puede en alguna ocasión convocar a cada miembro de la pareja por separado pero esto será de manera excepcional. La única opción que tendrías es la de iniciar un proceso de terapia individual y tratar tus conflictos de pareja sin la otra parte.

Antes de darte por rendido/a, busca momentos en los que puedas exponer tus necesidades de tal manera en la que el otro pueda entender la importancia que tiene para ti la terapia. Evita los reproches, las amenazas y el chantaje emocional.

 

- Estamos teniendo problemas con mi hijo de 10 años. Le queremos llevar a un psicólogo infantil. ¿Por qué en la terapia familiar sistémica tendríamos que acudir todos a consulta en vez de solo mi hijo?

En terapia sistémica, cualquier asunto de un menor requiere la presencia de todos los miembros de la familia. En terapia individual un psicólogo infantil puede ayudar a un niño o niña a conocerse a sí mismo, a tener estrategias para resolver algunos de sus conflictos, a mejorar sus habilidades emocionales y sociales, etc. Sin embargo, la terapia individual sin terapia familiar dificultará que tu hijo pueda resolver las dificultades que encuentra en las dinámicas que se establecen en casa y que tienen mucho peso en lo que le sucede.  

 

- La terapia de pareja y la terapia familiar tiene precios superiores a la terapia individual. ¿Cuál es la diferencia para que esto sea así?

En el momento que el terapeuta debe atender a más de una persona, la exigencia del proceso aumenta de manera exponencial. En terapia familia es recomendable, por ello, la presencia de un coterapeuta para poder aportar una visión diferente en el proceso. 

La diferencia económica no es tan grande si tenemos en cuenta que la frecuencia de las sesiones es quincenal y no se cobra un precio por cada miembro que acude a terapia. Tampoco influye que haya dos terapeutas en el proceso, en vez de uno. 

 

- ¿Podría tratar un tema de pareja o familiar en terapia individual?

Cualquier asunto que te preocupe puedes trabajarlo a nivel individual. El inconveniente es que tendrás que resolver la cuestión que te trae a terapia en solitario. Los asuntos de pareja recomendamos que sean tratados desde el inicio en terapia con la otra persona.

Los menores en terapia sistémica sí tendrían que acudir con el resto de la familia.